Páginas vistas en total

domingo, 6 de noviembre de 2011

Incertidumbre

Quinta entrada (versión final)


Estoy muy cansada y fastidiada de tantos problemas.

Si tan solo pudieran venir a rescatarme de esta pesadilla.

No he comido en tres días y muero de hambre. Alguien me está buscando y quiere hacerme daño. A lo mejor me lo merezco –no lo sé- ya que yo formé parte del secuestro de aquella chica, aún sin conocerla. Su padre anda como loco buscándola para rescatarla y buscando a los secuestradores para mandarlos a la cárcel. Eso es muy injusto porque yo estuve obligada a participar en el secuestro y no tuve otra opción porque mi familia estaba de por medio.

Extraño ir a la escuela. Quisiera cerrar los ojos y pensar que todo es un mal sueño. Pero lamentablemente no es así. Esto es más real que mi propia vida. Quiero salir corriendo de este terrible lugar, escapar y decirle a todo el mundo por lo que estoy pasando y pensar que alguien me va a ayudar.

En los noticieros aparece el gobernador y está ofreciendo una fuerte recompensa a quien le entregue a su hija. Pero lo malo es que no sabemos cómo hacer el intercambio sin que alguien de nosotros salga perjudicado, de lo contrario se espera lo peor como: matar a la susodicha y darnos a la fuga –obvio- no queremos llegar a esos extremos.

Tan mal estoy, que he pensado hasta en morirme. Quiero alejarme por completo de este pozo en el que me encuentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario